Al Gran Diego

AL GRAN DIEGO

 

 

Al cumplir un año de vida la azul y oro me regalaron

Y con mi sangre esos colores se mezclaron.

Poco a poco, yo crecía pero había algo que aún no sabia,

El mejor jugador del mundo, ese que me enloquecería: Ya existía!!

Fue a los 8 años que llegue, cuando a mi ídolo en la tele encontré,

Y así en México por primera vez te disfrute.

Llego Italia 90’ y no sabes la gran alegría que me diste,

Cuando a Italianos y Brasileros el culo les rompiste.

Vuelvo a México 86’ y recuerdo, que contra los Ingleses Hiciste

Que por un momento toda Argentina, con el gol de la gran corrida,

Se acordara de Malvinas. Pero “la mano de Dios” fue muy especial,

Porque a nuestros soldados caídos y también a los que están vivos, lograste juntar,

Para que juntos puedan festejar.

Con mucho sacrificio y esfuerzo te pusiste a entrenar,

Ya que en Estados Unidos no querías faltar.

Así el 94’ llego, Argentina debuto y a los Griegos aplasto,

Vinieron los Nigerianos y con tu fútbol intacto los cagamos.

Aquí Argentina era invicta, y con tu presencia imbatible, favorita.

Entonces fue cuando apareció, la mafia que siempre al fútbol y a este mundial manejo.

La cuestión era, mandarte una enfermera para que de la mano te llevara

Por el oscuro camino que los “poderosos” a los que no le convenías armaron,

Y en el final del mismo las piernas te cortaron.

Yo sé bien que una trampa te tendieron y tus hijas culpa de ellos, mucho sufrieron.

Al verte llorar el día que ante las camaras del mundo tratabas de explicar,

Que no te habías vuelto a drogar, mis lagrimas no pude contener,

Porque había algo que no podía comprender, que tan solo por no quererte ver,

Esos mafiosos te sacaran del mundial.

Pero todo eso no me hizo cambiar, la forma que sobre vos tenia de pensar,

Todas tus vueltas pude grabar, para a mis hijos algún día podérselas mostrar.

Muchas fotos y noticias tuyas colecciono con las que al verlas me emociono.

Muchos sueños en mi vida tengo:

Formar una familia para hijos tener y antes de morirme al Diego conocer.

Por todo esto y muchas mas cosas con apenas 19 años a muerte te defiendo

Y a la gente que por tu enfermedad se olvida de todo lo que nos diste, no comprendo.

Con ellos y hasta con mi familia peleo, especialmente cuando opino,

Porque defenderé hoy y siempre al Gran Diego Argentino.

 

Marcelo A. González  DNI 26376638 C.P. 3000 Sta fe Argentina

Guemes 3982 – 0342-4561924 – Chelogonzalez@hotmail.com