"El Diez"

"El Diez"

Para empezar a contar, o por lo menos intentar hacerlo, lo que el genio más grande que dio el fútbol mundial en toda su historia representa para mi, un hincha fanatico de Boca y por supuesto de la Selección, no son necesarias las estadisticas. Los numeros, en todo caso, sustentan friamente una realidad inobjetable: Diego fue, es y será unico e inigualable. Pero acá no trato de demostrar que es el más grande de todos, no tendría sentido. Diego no necesita de embajadores ni de publicistas para dejar en claro su posición en el fútbol mundial. Él se lo gano por merito propio, y cada triunfo que logró, es gracias a su esfuerzo, dedicación, sentimiento y obviamente, talento.

Sabido es por casi todos, los siguientes datos de enciclopedia: Que Diego Armando Maradona, nació un 30 de Octubre de 1960, en Lanús, Gran Buenos Aires, Argentina. Que su trayectoria en clubes comenzó en Argentinos Jrs. (1976-80), Boca Jrs. (1981 y 1995-97), Barcelona (1982-84), Napoli (1984-91), Sevilla (1992-93) y Newell's Old Boys (1993); que debutó el 20/10/1976 (Argentinos: 0 vs Talleres de Cordoba: 1); que su ultimo partido fue el 25/10/1997 (River: 1 vs Boca: 2); que jugó 588 partidos oficiales de liga y copas, convirtiendo 312 goles (promedio de gol: 0,53); que debutó en la Selección Mayor el 27/2/1977 (Argentina: 2 vs Hungria: 1) y que su ultimo partido fue el 25/6/1994 (Argentina: 2 vs Nigeria: 1); que fueron en total 90 partidos oficiales convirtiendo 33 goles (promedio de gol: 0,36); Total de titulos oficiales: 11; Mundiales Juveniles: 1 (1979, fue campeón); jugó 3 Copas America (1979-1987-1989, no la gano nunca, 11 partidos y 4 goles) y jugó 4 Mundiales (1982-1986-1990-1994, ganó 1 y salió subcampeón en otro, 21 partidos y 8 goles).

Bueno, todo esto, solo afirma lo obvio, pero mi interes es tratar, modestamente, de dar una visión que va más allá de cualquier numero y/o titulo; Diego está sobre todo eso. Yo tengo casi 23 años, hace 7 años que soy socio de Boca, y hace mucho que voy todos los domingos (o cuando juegue) a la Gloriosa Bombonera. Y Boca, como dice Diego, es más importante que los jugadores; los futbolistas pasan, pero el club, y sus hinchas siempre van a quedar. Lo que Diego no dice, es que son los futbolistas comunes, ordinarios, los que pasan; no Diego Armando Maradona. Diego no pasa. Él es Boca, y Boca es él.

Boca no tuvo una buena decada, a nivel de titulos. Por suerte, logramos salir campeones recientemente, luego de 6 años de espera. Pero jamás, en todos estos años de no ganar un campeonato, me arrepentí de haber pagado una sola entrada a la cancha: es que es muy simple, Boca no depende de sus resultados, tiene una grandeza infinita. Y mucha de esa grandeza, es gracias "al" Diego.

Se me hace terriblemente duro poder explicar lo que sentía cuando Diego volvió a Boca... yo llegaba a la cancha mucho antes del partido, y juro que el resultado del partido era una excusa, era secundario. Cuando salía Boca del tunel, adelante de todos, iba "el" Diego (Diegos hay muchos, "el" Diego, uno solo). Su forma de trotar, sus saltitos, la forma de levantar los brazos y saludar a la hinchada... Y cuando comenzaba el partido, ah! Eso era arte deportivo. Su manera unica de acariciar la pelota con su botín izquierdo, su quiebre de cintura con la lengua afuera, y siempre atento al resto de sus compañeros, haciendo siempre, algo impensado.

Él volvió a Boca totalmente consagrado. No necesitaba demostrarle nada a nadie. Pero sin embargo, corría todas las pelotas como un pibe de 20 años. Tenía la ilusión y la alegría de alguien que juega en el patio de su casa, haciendo rebotar una pelota de goma contra la pared...

Y con la celeste y blanca, bueno, ya son palabras mayores. Ver entrar a Diego con su brazalete de capitán y el numero 10 sobre la camiseta argentina, supera cualquier sentimiento posible de descripción. Sencillamente, le daba sentido al fútbol y a la vida. Es lo maximo que puedo aproximarme.

Estoy resignado. Se positivamente que voy a ver durante el resto de mi vida, a muchos grandes jugadores. Muchos seran virtuosos y habilidosos. Se ganaran partidos, campeonatos y se perderan otros tantos. Pero ya no será lo mismo. Siempre agradezco a Dios haber nacido en la epoca que lo hice, y haber disfrutado casi toda la carrera de Diego. Pero no creamos que aparecerá otro como él. Diego, al nacer, rompió el molde.

Mariano Delle Donne

Volver a Maradona con Boca Juniors
Volver a Un homenaje a Maradona