La octava maravilla

 

SEÑOR DIOS DEL UNIVERSO
DE MI CONSIDERACIÓN:
APROVECHO LA OCASIÓN
Y LE DIGO EN ESTE VERSO,
QUE MI FE EN USTED REFUERZO
CON SINCERA DEVOCIÓN,
Y LE OFREZCO UNA ORACIÓN
EN LA QUE MUESTRO MI AGRADO
POR EL TURNO QUE ME HA DADO
EN SU DIVINA CREACIÓN.

PUES NO ENVIDIO A LOS CALDEOS
QUE SALÍAN DE SUS CASAS
Y OBSERVABAN LAS TERRAZAS
QUE NABUCO, EN SU APOGEO,
CONSTRUYÓ COMO UN TROFEO
PARA SU ESPOSA Y AMANTE,
VEGETACIÓN ABUNDANTE
QUE EN BABILONIA BRILLÓ
Y QUE EL MUNDO CONOCIÓ
COMO JARDINES COLGANTES.

TAMPOCO ENVIDIO Y RENIEGO
POR AQUELLOS QUE ADORARON
Y EN OLIMPIA CONTEMPLARON
LA ESTATUA DE ZEUS, DIOS GRIEGO.
ESCULTURA QUE NO NIEGO
PUES HACERLO SERÍA EN VANO,
HECHA POR FIDIAS, A MANO,
CON ORO PURO Y MARFIL,
QUE RECIBIÓ TRATO HOSTIL
DE FANÁTICOS CRISTIANOS.

Y TAMPOCO LLORIQUEO
POR NO HABER NACIDO EN CARIA
Y EN EL ASIA MILENARIA
NO HABER VISTO EL MAUSOLEO,
MÁS QUE TUMBA, UN COLISEO,
CON LUJOS Y FINOS TRAZOS,
QUE INAUGURÓ EN ESTE CASO
CON POMPAS Y PROTOCOLO
LA VIUDA DEL REY MAUSOLO
EN LA ANTIGUA HALICARNASO.

TAMPOCO ME DESESPERO
POR NO PODER NAVEGAR,
Y EN EL EGEO ADMIRAR
COMO HICIERAN MIL VIAJEROS,
LA ESTATUA DE CUERPO ENTERO
QUE AL DIOS SOL HOMENAJEABA,
Y EN EL MAR SE RECORTABA
CUIDANDO A LA GRECIA TODA,
EL GRAN COLOSO DE RODAS
QUE AQUEL PUERTO DOMINABA.

SI EN GRECIA YO NUNCA HE ESTADO,
Y MENOS ANTES DE CRISTO,
TAMPOCO PUDE HABER VISTO
AQUEL GRAN TEMPLO SAGRADO...
MONUMENTO CONSAGRADO
A UNA DEIDAD DE RENOMBRE
CONOCIDA CON DOS NOMBRES:
ARTEMISA, TAMBIÉN DIANA,
LA DIOSA GRECORROMANA
ADORADA POR LOS HOMBRES.

SIGUIENDO CON LO DESCRIPTO,
TAMPOCO ANDUVE EN EL NILO...
SIN EMBARGO ESTOY TRANQUILO
Y A MI IDEA SIGO ADSCRIPTO.
AUNQUE NO DUDO, EN EGIPTO,
EN OTROS TIEMPOS SERÍA
UNA INNEGABLE ALEGRÍA
POR SUS COSTAS NAVEGAR,
Y ADMIRADO CONTEMPLAR
EL FARO DE ALEJANDRÍA.

Y AUNQUE QUEDEN TODAVÍA
LAS PIRÁMIDES EN PIE,
A LA CIUDAD DE GIZEH
NO CREO LLEGAR UN DÍA.
TODA AQUELLA ARQUEOLOGÍA
LEJANA EN EL PLANISFERIO,
FUE UN ÍCONO DEL IMPERIO
DE REYES Y FARAONES,
Y HOY LA VISITAN MILLONES
CURIOSOS DE SU MISTERIO.

PERO A MÍ, NO ME INTERESA...
ESTOY MÁS QUE SATISFECHO.
NO SIENTO NINGÚN DESPECHO
POR PERDERME ESA BELLEZA.
LA MADRE NATURALEZA
HIZO BROTAR MI SEMILLA
EN ESTA SUREÑA ORILLA
DE CRIOLLOS Y FORÁNEOS,
DONDE SOY CONTEMPORÁNEO
DE LA OCTAVA MARAVILLA.

NO HABRÉ VISTO MAUSOLEOS
PIRÁMIDES NI COLOSOS,
NI JARDINES FABULOSOS
NI TEMPLOS EN SU APOGEO.
NO ANDUVE EN EL MAR EGEO
NI CERCA, NI POR LA ZONA,
PERO GOLES Y RABONAS
INUNDARON MIS RETINAS
PORQUE NACÍ EN ARGENTINA
Y LO HE VISTO A MARADONA.

 

Pablo Javier Rozadilla