El Diego siempre vuelve

EL DIEGO SIEMPRE VUELVE 

El Diego tiene una gambeta cósmica,

La palabra cubierta por estrellas

Y una esperanza alegre con sonrisa de niño.

 

El Diego te acompaña en una esquina cualquiera

En la que los pibes se dan con lo que pueden

Porque les falta trabajo y los persigue la yuta.

 

El Diego con su ángel protege los potreros gastados,

Donde no crece el pasto pero abunda el corazón

De los que sueñan con un país para todos.

 

El Diego está presente entre los trabajadores

Aunque quieran venderlo como una mercancía,

El te regala mañanas de primavera en invierno.

 

Siento un orgullo tan grande de cantarle a la vida,

Que la muerte es un fantasma disfrazado de mentira.

La oligarquía cree que podrá aún vencernos...

 

Yo te quiero así, como quiero a la gente.

Estoy enamorado de mi bandera azul y blanca

Y con ella me cubro de la inglesa hipocresía.

 

Yo no sé si es correcto ser poeta de barrio,

Pero el tiempo me trae vino, mujeres y rosas

Para ganarle al tiempo la partida infinita

Con los naipes marcados.

 

Quiero ser un rebelde de la causa del pueblo,

Porque grande es la historia de los desamparados.

Sólo estoy convencido de la victoria final,

Y por eso el Diego siempre vuelve en cada madrugada.

 

Horacio Poggi     hpoggi@ciudad.com.ar